lunes, 19 de enero de 2009

Noches...

Cada cielo negro, en cada luna nueva, en cada suspiro... estás tú. Y es cierto, ahí estás. Omnipresente, omnisciente, cada destello de estrella me indica que ahí estás, que no te has ido, has ocupado su lugar, su lugar tan vació... Me llenas en su ausencia, me haces sentir protegida con tu velo de olvido... Y por eso: Se que ahí estás, porque te siento en cada poro de piel, en cada lágrima, en cada encuentro contigo. No es raro quererte, porque con el tiempo, me acostumbro a ti, a tu silencio, a tu quietud... Por eso soledad, tú que me acompañas en el día y por las noches, te metes a mi cama y soy prisionera de ti, por eso te empiezo a amar, Disfruto cada momento, para que no se me escape ni un segundo, y para que de tristeza no me empiece a llenar...

3 comentarios:

Blue. dijo...

osh borraste mi comentario anterior.

Ana O dijo...

No lo borre, se borró el post completo =/

EdieNoyola dijo...

Wow!!!

Publicar un comentario